Internacionales

"Si bien existe una clara tendencia a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a lo largo del tiempo, los países deben redoblar urgentemente sus esfuerzos", planteó el informe del organismo de la ONU sobre cambio climático.

 

El mundo sigue un rumbo "catastrófico", que provocará un aumento de la temperatura media de 2.7 °C de aquí a finales de siglo, alertó este viernes el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

 

La comunidad internacional se comprometió a luchar contra las emisiones de gases de efecto invernadero, pero esas promesas "van en la dirección equivocada", explicó un informe de la ONU.En consecuencia, "el mundo sigue un camino catastrófico", alertó Guterres.

 

"Si bien existe una clara tendencia a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a lo largo del tiempo, los países deben redoblar urgentemente sus esfuerzos", pidió el informe del organismo de la ONU sobre cambio climático.

 

El documento es una evaluación de los compromisos de los 191 países que suscribieron el Acuerdo de París de 2015 de lucha contra el cambio climático.

 

De todos los países, solamente 113, que representan el 49% de las emisiones de GEI, han actualizado sus compromisos nacionales al 30 de julio, como estipulan los plazos acordados.

 

El informe prevé que las emisiones de ese grupo, en el que están incluidos Estados Unidos y la Unión Europa, "disminuyan un 12% en 2030 en comparación con 2010". Eso sería "una luz de esperanza", según la responsable del programa de la ONU, Patricia Espinosa.

 

Pero las aportaciones de todos los 191 países en su conjunto "implican un aumento considerable de las emisiones globales de GEI en 2030 en comparación con 2010, de alrededor del 16%", añade.

 

China o Rusia no han actualizado sus compromisos de reducción de emisiones

 

China o Rusia no han actualizado sus compromisos de reducción de emisiones, critica una ONG que analizó el informe de la ONU, Climate Action Tracker.

 

Según el grupo de expertos del clima (IPCC) que cita la ONU, ese aumento de emisiones, "a menos que se tomen medidas inmediatas, puede provocar un incremento de la temperatura de unos 2.7 °C a finales de siglo".

 

"Esto significa romper con la promesa hecha hace seis años, de buscar un objetivo de +1.5 °C", recordó Guterres. "El fracaso a la hora de cumplir con ese objetivo resultará en la pérdida masiva de vidas", añadió.

 

Los países ricos se comprometieron en 2009 a que en 2020 entregarían anualmente 100.000 millones de dólares a los países en vías de desarrollo para adaptarse al impacto del cambio climático, y a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Entre 2018 y 2019 la "financiación climática" de los países desarrollados, para ayudar a los más desfavorecidos, aumentó apenas un 2%, hasta totalizar 79.600 millones de dólares, informó este viernes el club de países industrializados (OCDE).

 

Por regiones, Asia se llevó el 43% de la financiación, seguida de África, con el 26%, mientras que América Latina y el Caribe se situó en tercer lugar, con el 17%.

 

"Necesitamos que todas las naciones arrimen el hombro", pidió en rueda de prensa Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático (CMUNCC).Y los países en vías de desarrollo necesitan ayuda, y urgente, insistió Espinosa.

Una beba de un año murió tras permanecer varias horas al sol en el auto de su madre, quien se olvidó de llevarla a la guardería.

Ocurrió en el condado de Harris, en el estado de Texas, en Estados Unidos.

El sheriff local informó que la madre llevó a sus otros dos hijos, de 5 y 3 años, a la guardería, y decidió dejar a la beba pero más tarde.

"Nos dijo que trajo a la nena de un año de regreso con la intención de dejarla más tarde después de que ella hiciera sus mandados", sostuvo el alguacil Thomas Gilliland.

De acuerdo con el jefe policial, la mujer "en algún momento, entre llegar a su casa y entrar, se distrajo y no regresó por la niña, por lo que esta se quedó dentro del vehículo".

La madre de la menor hizo varias diligencias, fue al gimnasio y luego, en un auto diferente, se dirigió a la guardería parra buscar a sus hijos.

"Cuando fue a recoger a su hijo de 5 y 3 años, dijo: '¿Dónde está mi bebé?”, señaló el alguacil. “Dijeron: ‘Ella no está aquí’. La madre respondió: ‘Lo hice, traje a mi bebé aquí’ y ellos dijeron: ‘No, no lo hiciste’. Así que el supervisor de la guardería la siguió de regreso a casa y fue entonces cuando descubrieron a la niña, lamentablemente fallecida, en el vehículo", informó el sheriff.

 


La beba fue hallada en el piso trasero del vehículo, estacionado junto a la vivienda familiar.

La Policía cree que la pequeña estuvo en el automóvil entre las 8:30 y las 17.30.

Si bien aún no se dieron a conocer los resultados de la autopsia, Gilliland señaló que lo más probable es que las altas temperaturas provocaran la muerte de la beba.

Lunes, 13 Septiembre 2021 10:23

Día Internacional del Chocolate

La fecha se instaló en 1995 en homenaje a Roald Dahl, autor de “Charlie y la Fábrica de Chocolate”, y también por el nacimiento de Milton S. Hershey, fundador y dueño “The Hershey Chocolate Company”,

 

Como no podía ser de otra manera, uno de los manjares más deliciosos que existe, tiene su propia fecha de celebración. Es que cada 13 de septiembre se conmemora el Día Internacional del Chocolate en homenaje al nacimiento del escritor británico Roald Dahl, en 1916, autor de la magnífica historia “Charlie y la Fábrica de Chocolate”.

 

El origen de la festividad surgió en Francia en el año 1995, aunque rápidamente obtuvo el consentimiento de Estados Unidos dado que también ese mismo día, pero de 1857, nació Milton S. Hershey, el fundador y dueño de “The Hershey Chocolate Company”, una de las marcas famosas conocidas por producir chocolate a gran escala y a valores accesibles para todo público.

 

Aunque no hay consenso respecto al lugar exacto de origen en el que surgió el chocolate -Centroamérica o Ecuador-, los historiadores coinciden en que nació en América, donde ya se cultivaba el cacao hace miles de años.

 

Del encuentro entre esta cultura nativa y la europea surgieron después todas sus variantes, que se expandieron cautivando paladares en cada rincón del mundo.

 

 

A mitad de la mañana del martes 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos sufrió el peor ataque de su historia: las Torres Gemelas se convirtieron en cuestión de minutos en una parte de la ciudad de Nueva York en escombros y cenizas, que dejó un saldo de casi 3.000 víctimas fatales y un cuarto de millón de heridos, aún hoy, 20 años después, sigue fresco en la memoria y en el trauma de los sobrevivientes y de la sociedad.

De la cifra official de muertos, cinco de ellos fueron argentinos. Un enfermero, un bombero y tres empleados empresariales integraron la lista negra local.

"Voy para allá; me van a necesitar"

El caso de mayor renombre fue el de Mario Santoro, un rosarino que vivía en Nueva York desde muy pequeño junto a sus padres Alberto y María.

Había logrado formar una familia junto a su pareja estadounidense Leonor y su hija Sofía, que en el 2001 tenía apenas dos años. Era técnico en emergencias médicas del Presbyterian Hospital, uno de los más importantes de Nueva York.

Vivía sobre la avenida Fulthon, en Brooklyn, cerca del famoso puente que cruza el Eastern River y el día del atentado se encontraba de licencia el día, pero al ver desde el balcón de su casa una de las dos torres ardiendo, le comunicó a su mujer que debía acudir al lugar de la tragedia: "Voy para allá; me van a necesitar".

Santoro se comunicó con Keith Farben, su compañero de ambulancia, y le pidió que lo esperara en el ingreso a una de las torres. Fue lo último que se supo de él.

La primera argentina identificada

Gabriela Waisman tenía 33 años, nació en en el barrio porteño de Caballito y emigró a los Estados Unidos con sus padres, Armando y Martha y su hermana Andrea en 1974.

El día del atentado estaba de visita en el piso 106 de la Torre Norte –un nivel por encima de Grehan–, lista para dar una presentación en nombre de Sybase, la empresa de software en la que trabajaba.

Waisman nunca se enteró de que un avión había impactado el edificio, unos pisos por debajo de donde ella se encontraba. Se lo comunicó por teléfono su familia, que lo veía por televisión: "Estaba asustada, decía que había mucho humo y que le costaba respirar", relató Armando, su padre hace algunos años. Luego hubo un par de llamados más con su marido, hasta que se realizó la última comunicación: "En el último llamado, decía que ya no podía respirar. Lloraba mucho. No la volvimos a escuchar", recordó.

El avión impactó unos pisos por debajo de donde se encontraba Pedro

Nació en 1965 en la localidad bonaerense de San Isidro y en 1997, Pedro Grehan decidió irse a probar suerte a Nueva York, tras permanecer desempleado, casado y con tres hijos. Después de unos años, se consolidó como analista financiero de la empresa Cantor Fitzgerald y trabajaba el día a día dentro de las torres.

Aquel 11 de septiembre llegó poco después de las 6:30 de la mañana a su oficina de trabajo. Un par de horas después, el primer avión impactaría unos pisos por debajo de donde él se encontraba, dentro de la Torre Norte: el vuelo de American Airlines fue estrellado entre los pisos 93 y 99.

Su madre, Inés Oteiza, aseguró haber visto a su hijo asomado en una ventana en una foto de un diario estadounidense y confió en que Pedro fue uno de los cientos que se arrojaron al vacío antes del colapso de las dos torres. Pero su cuerpo nunca fue encontrado.

Un bombero que salió al rescate

Sergio Villanueva tenía 33 años y ejercía como bombero al momento del atentado; le correspondía volver a su casa, pero se dirigió al World Trade Center a colaborar con el combate de los incendios.

Nació en Bahía Blanca y en 1969, cuando tenía un año, viajado a los Estados Unidos juntos sus padres. Ese año -el del hombre pisando la luna-, en Manhattan comenzaban a construirse las Torres Gemelas, las más altas del mundo.

En 1992, Sergio ingresó al departamento de Policía de Nueva York y siete años después, pasó al departamento de bomberos. Estaba comprometido con Tanya Bejasa y era conocido en su círculo íntimo con el apodo de "Big Daddy".

 

Ese 11 de septiembre, el bahiense había finalizado su turno a las 8 de la mañana, apenas unos 45 minutos antes de que un avión de American Airlines se estrellara contra la Torre Norte del World Trade Center. Antes de abandonar el cuartel, se volvió a poner la indumentaria y salió a ayudar con el rescate.

 

Sergio ingresó a la Torre Norte con la escalera 132, poco después de que el segundo avión impactara la Torre Sur. Ese fue el último instante en el que testigos lo vieron con vida. El ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, se refirió a su acto heroico en su momento: "Hay un puñado de personas que nacieron para servir y dar el ejemplo. Sergio era uno de ellos".

 

Además, la Universidad de Hofstra, en Nueva York, hoy cuenta con la llamada "Beca Villanueva" en honor a su nombre. Su fin es ayudar a estudiantes-atletas a completar sus estudios universitarios.

 

El quinto argentino que murió la mañana que cambió la historia

 

Su nombre no figura en la placa del consulado en Nueva York que recuerda a las cuatro víctimas argentinas de los ataques del 11 de Septiembre. Se trata de Guillermo Chalcoff, un desarrollador de software, de 40 años.

 

Nacido y criado en Barrio Norte, Guillermo había obtenido la ciudadanía norteamericana un año antes del atentado a las Torres Gemelas, por lo que había sido registrado como una víctima local.

 

Guillermo había llegado a los Estados Unidos en 1985 y se instaló con su esposa Mabel. Allí tuvieron a sus dos hijos: Eric y Brian, que siguen viviendo en Nueva York.

 

Era el presidente de Accutek Information Systems, una empresa contratista cuyas oficinas se encontraban en otro punto de la ciudad. El día del atentado no debía estar en las Torres Gemelas. Pero fue porque una reunión a la oficina de la consultora Marsh & McLennan, ubicada en el piso 97 de la Torre Norte.

 

Guillermo, que vivía en Long Island, no tuvo tiempo para nada, ni para un llamado de despedida. Murió en el acto por el estallido del avión. Su cuerpo tampoco fue hallado.

Autoridades de Venezuela confirmaron el rescate de cuatro de las ocho personas que iban a bordo de un barco que naufragó entre Higuerote e isla Tortuga.
  Una mujer y dos niños fueron rescatados de un naufragio el martes pasado, tras pasar varios días a la deriva en el mar en Venezuela. La madre de los pequeños había fallecido y ellos estaban todavía aferrados a su cuerpo cuando los encontraron, se supo este viernes.

El naufragio se produjo el viernes 3 de septiembre por motivos todavía desconocidos. La víctima fue identificada como Mariely Beatriz Chacón Marroquín, de 41 años, cuyos hijos, José, de seis, y María, de dos, estaban aferrados a su cuerpo en la diminuta balsa en la que los encontraron.
 
Con ellos estaba Verónica Martínez, de 25 años, niñera de los pequeños. Tanto ella como los menores están internados en una clínica de la capital de Venezuela.

 

Mariely, su marido e hijos habían salido del Puerto Encantado, en Higuerote, una zona turística cerca de Caracas. La familia se dirigía a la isla Tortuga en un viaje "para darle esparcimiento a los niños", como explicó el padre de la víctima, Humberto Chacón, según medios de Venezuela.

 
Todavía falta encontrar a cuatro tripulantes de la lancha: Remis David Camblor (marido de Mariely y padre de sus hijos), José Javier Marcano Narváez, Alejandro Osorio Graterol y Vianney Carolina Dos Santos Morales, informó el sitio El Heraldo de Colombia.

 

"Siguen desaparecidas cuatro personas. Algunos familiares me informan que quizás en el camarote había un cuarto hombre que no se aprecia en el momento en el que se grabó este video cuando salían de Higuerote", informó la periodista venezolana Carla Angola en referencia a un video compartido en redes sociales.

 

El sujeto en cuestión sería Juan Suárez, cuyo nombre no está registrado en la lista del Instituto Nacional de Espacios Acuático (INEA) de Venezuela, paso previo a zarpar.

 
Angola también afirmó que la niñera logró dar testimonio de lo que ocurrió: la lancha avanzaba contra el oleaje y "se habría partido en dos" por el impacto contra el agua. La tripulación hizo una balsa precaria para salvar a Mariely, Martínez y a los chicos, pero el resto se quedó a bordo.

 

Por de pronto el INEA informó este viernes el hallazgo de las dos mujeres y los dos menores.

 
"A la niñera recomendaron tenerla en emergencias para rehabilitarla, porque a pesar de la insolación mantiene un estado de salud favorable", contó Humberto Chacón desde la morgue de Pariata, en el estado de Vargas, donde ya está depositado el cuerpo de su hija.

 

Según el medio venezolano El Pitazo, se le hizo una autopsia al cuerpo de Mariely para confirmar que murió por "una deshidratación severa" por estar varios días a la deriva en el mar.

 

Ya a salvo en la clínica de Caracas, la niñera afirmó que Mariely le dio de amamantar a sus hijos para mantenerlos con vida. "De ser así, la lactancia aceleró el proceso de descompensación de esa madre", afirmaron fuentes de la investigación.

Investigadores brasileños presentaron un estudio que podría cambiar el rumbo de la lucha contra la pandemia, aunque aclararon que no representa una protección total y mucho menos una cura para la enfermedad.

¿De qué se trata? Una simple y económica solución salina, según un estudio preliminar realizado en Brasil y divulgado este jueves, podría frenar la diseminación del Covid-19 en la persona contagiada y reducir el riesgo de una inflamación más severa.

Las investigaciones explicaron que una solución de cloruro de sodio al 1,5 % impidió la replicación del coronavirus en un 100% en células renales de un mono.

Pero además afirmaron que el mismo producto, con una concentración al 1,1%, inhibió la duplicación del virus en un 88%, en pruebas realizadas con células epiteliales infectadas de pulmón humano.

El anuncio causó sorpresa en el mundo científico. Si se demuestra la eficacia en ensayos clínicos, este hallazgo puede contribuir al desarrollo de nuevas estrategias profilácticas o incluso tratamientos para el virus.

El estudio fue publicado en la revista ACS Pharmacology & Translational Scienc y realizado por científicos de la prestigiosa Universidad de Sao Paulo, con el apoyo de la Fundación de Apoyo a la Investigación en el Estado de Sao Paulo (Fapesp).

 

Según dijeron los investigadores, aunque la evidencia sugiere que el uso de solución salina inhibe la replicación del virus, el hallazgo no representa una protección total contra la infección, y mucho menos una cura para la enfermedad”.

Qué dicen los científicos

Se trata de “una medida muy sencilla y económica, ya utilizada como profilaxis de otras enfermedades respiratorias y que podría minimizar la gravedad de la Covid-19 al reducir la carga viral”, dijo Cristiane Guzzo, una de las investigadoras, citada en un comunicado.

La solución “hipertónica de cloruro de sodio” se ha utilizado como una medida preventiva adicional en casos de gripe, bronquiolitis, rinitis, sinusitis y una variedad de problemas de las vías respiratorias.

Según la experta, esta solución salina podría incorporarse a los protocolos actuales de seguridad contra el covid-19, sin sustituir el uso de mascarillas, el distanciamiento social o la necesidad de vacunación.

Dos tipos de soluciones

Los investigadores sugirieron probar dos tipos de uso de la solución salina en las pruebas clínicas, dependiendo la necesidad.

La primera es usarla en forma de aerosol nasal para prevención en las vías respiratorias, que son la puerta de entrada del covid-19. Este producto podría ser utilizado por personas que están con mayores posibilidades de contagio del virus.

En tanto, las nebulizaciones son el segundo método recomendado por los expertos brasileños. Según dijeron, de esta manera se administrará el suero directamente al pulmón.

Jueves, 09 Septiembre 2021 10:40

Hallaron coronavirus en transpiración humana

Detectar el virus de covid-19 en la transpiración de los humanos es un procedimiento menos complejo que está siendo desarrollado por investigadores tailandeses, los cuales realizaron durante esta semana en Bangkok una prueba a escala real.

 

En los pasillos de un popular mercado de la capital tailandesa, un hombre y una mujer con monos protectores solicitan a un vendedor que se coloque un hisopo debajo de una axila.

 

Quince minutos más tarde, la varilla se introduce en un tubo de vidrio, esterilizado con rayos aultravioleta UV. La muestra tomada es analizada. Treinta segundos más tarde determinan el resultado: negativo.

 

Este método es un "95% fiable", un resultado comparable al del PCR nasal, de acuerdo a las primeras pruebas realizadas sobre una muestra aleatoria de 2.000 personas, afirma a la AFP el investigador Chadin Kulsing, de la universidad Chulalongkorn de Bangkok, que despliega estas unidades móviles de detección.

 

Su equipo ya había lanzado un experimento con perros rastreadores de la transpiración humana para detectar casos asintomáticos de covid-19 y el nuevo proyecto en desarrollo es complementario.

 

"Las personas infectadas por covid-19 secretan sustancias químicas distintas", destaca el científico.

 

"Este hallazgo nos ha permitido desarrollar un dispositivo para detectar olores específicos producidos" -por los infectados por coronavirus-, prosigue.

 

Tailandia tampoco es el primer país en utilizar la transpiración para detectar el covid-19, el Reino Unido y Estados Unidos, en particular, han lanzado experimentos similares.

 

Pero el reino asiático, y en particular la capital Bangkok, enfrenta una ola epidémica sin precedentes desde la primavera (boreal) pasada.

 

Kulsing aspira a que su método de detección, aún en fase experimental, pueda utilizarse pronto como alternativa al PCR, que requiere un procesamiento en laboratorio y, en consecuencia, resulta mucho más caro.

 

"También es mucho más práctico", señala un vendedor del mercado. No necesito ir a un centro de análisis y "puedo seguir trabajando en tanto espero el resultado", explica.

 

En Tailandia se han constatado alrededor de 1,5 millones de casos y casi 14.000 muertes, en su mayoría en los últimos meses.

 

La campaña de vacunación progresa pero comenzó tarde. Solamente 11 de los 70 millones de tailandeses han recibido dos dosis de vacuna hasta ahora.

El terremoto se registró a la 01H47 GMT del miércoles (22.47 del martes) y tuvo su epicentro 11 kilómetros sureste de Acapulco, en Guerrero, en el sureste de México.

 

Un hombre murió al caerle un poste de luz pública durante el sismo de magnitud 7,1 que sacudió la noche del martes el centro y sureste de México, informaron fuentes oficialess

 

"Un hombre murió porque le cayó un poste en el municipio de Coyuca de Benítez", en Guerrero (sureste), dijo el gobernador de ese estado de la costa del Pacífico, Héctor Astudillo, a Milenio TV.

 

En tanto, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, afirmó en un mensaje que por el terremoto solo se reportaron "piedras caídas de bardas, lo mismo en Morelos (centro), no hay daños en Oaxaca (sur), no hay daños en Puebla (centro)", así como tampoco en Ciudad de México.

 

El terremoto provocó crisis de nervios también en el centro de la Ciudad de México, cuyos habitantes tienen fresco aún el recuerdo trágico del sismo de 7,1 grados registrado el 19 de septiembre de 2017

 

El sismo se registró a la 01H47 GMT del miércoles (22.47 del martes) y tuvo su epicentro 11 kilómetros sureste de Acapulco, en Guerrero, en el sureste de México, según el organismo Sismológico Nacional, que indicó que durante la noche hubo al menos ocho réplicas, de magnitud 4 a 5.

 

"Hasta el momento no se reportan daños graves", escribió en Twitter la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

 

Por su parte, Omar García, titular de la secretaría de Seguridad Ciudadana, aseguró que "hubo algunos cortes de luz" e indicó que continuaron funcionando el metro y el metrobús.

 

La alcaldesa de Acapulco, Adela Román, reportó que "hay crisis nerviosas, la gente está preocupada porque hay réplicas" y apuntó que se habían detectado "muchas fugas de gas" en zonas residenciales.

 

Turistas hospedados en hoteles de la avenida Reforma, una de las principales de la capital, también evacuaron despavoridos sus cuartos, según imágenes televisivas

 

Las autoridades habilitaron unidades deportivas para que la gente que temía regresar a sus viviendas pudiera dormir allí, informó la agencia de noticias AFP.

El sismo también se percibió con moderación en algunas regiones del Estado de México y Veracruz (este). El terremoto provocó crisis de nervios también en el centro de la Ciudad de México, cuyos habitantes tienen fresco aún el recuerdo trágico del sismo de 7,1 grados registrado el 19 de septiembre de 2017, que sacudió al centro del país y dejó 369 fallecidos, la mayoría en la capital.

 

"Estoy muy asustada, no sé si duerma esta noche, me preocupa mi hija, la desperté para bajarla y yo ni zapatos me puse", dijo a la AFP Laura Villa, de 49 años, residente del centro de la Ciudad de México.

 

Turistas hospedados en hoteles de la avenida Reforma, una de las principales de la capital, también evacuaron despavoridos sus cuartos, según imágenes televisivas. La Ciudad de México fue devastada por terremotos ocurridos en septiembre de 1985 que dejaron más de 10.000 muertos.

Al menos un muerto tras el sismo de magnitud 7,1 que sacudió la Ciudad de México y regiones aledañas la noche de este martes, con epicentro en Acapulco.

 

 

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, dijo en Milenio Televisión que le reportaron el fallecimiento de una persona tras caerle un poste en una población del municipio de Coyuca de Benítez, cerca de Acapulco.

 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, había destacado minutos después del fenómeno que “afortunadamente” no se habían registrado daños ni información que de cuenta de perdidas de vida humana. “El general Sandoval, secretario de la Defensa, ha hecho una revisión en todas las zonas militares y ese es el reporte que se tiene: afortunadamente no hay daños graves”, había expresado anoche el mandatario. No obstante, se espera que las actualizaciones comiencen a llegar con el paso de las horas.

 

 

El sismo tuvo su epicentro 11 kilómetros al sureste de Acapulco, en el estado de Guerrero, a más de 370 kilómetros al sur de Ciudad de México, de acuerdo con el Sismológico Nacional. En un primer momento, esta entidad reportó una magnitud de 6,9. Sin embargo, luego se confirmó -mediante el Servicio Geológico de Estados Unidos- que el sismo fue de 7,1 puntos.

 
 

La alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, escribió en Twitter: “Hasta el momento no se reportan daños graves”. Además, en diálogo conTelevisa, contó que “la gente está en la calle asustada y que hay algunas fugas de gas que ya están siendo atendidas”. Y añadió: “Yo lo sentí extremadamente fuerte. Hay muchas réplicas”.

 

 

Sin embargo, en un intento por llevar tranquilidad a la población, les sugirió que “tengan a mano una lámpara de batería” y que “no se dejen llevar por las redes sociales”. “Tomen precauciones sin caer en el alarmismo”, aconsejó.

 

De igual modo, el titular de la secretaría de Seguridad Ciudadana, Omar García, dijo a Milenio TV: “Tentemos algunos cortes de luz, pero sin novedad relevante, el metro y el metrobús siguen funcionando”.

 

 

El sismo también se percibió con moderación en algunas regiones del estado de Puebla y con intensidad, en otras del Estado de México.

 

 

Turistas hospedados en hoteles de la avenida Reforma, una de las principales de la capital, también evacuaron despavoridos sus cuartos, tal como se pudo ver reflejado en imágenes televisivas.

 

 

Antecedentes

 

 

Este sismo ocurre a casi una semana y media de que el país recuerde los aniversarios de dos terremotos que provocaron varias muertes y daños y que quedaron marcados en la mente de los habitantes.

 

 

De esta manera, el movimiento telúrico provocó crisis de nervios en el centro de la Ciudad de México, cuyos habitantes aún tienen fresco el recuerdo trágico del sismo de 7,1 grados registrado el 19 de septiembre de 2017, el cual sacudió al centro del país y dejó 369 fallecidos, la mayoría en la capital. Sumado a este antecedente, la Ciudad de México fue devastada por terremotos ocurridos en septiembre de 1985 que dejaron más de 10.000 muertos.

 
 
Página 1 de 43