Deportes

David Henderson, quien planeó el viaje del futbolista a Cardiff, fue declarado culpable del cargo de "poner en peligro la seguridad de la aeronave". Su sentencia se conocerá el 12 de noviembre.

El australiano Joshua Cavallo, volante del Adelaide United de la primera división de Australia y hasta el año pasado integrante del seleccionado sub 20 de su país, se convirtió hoy en el primer futbolista profesional en actividad que se declara homosexual.

"Soy futbolista y soy gay. Todo lo que quiero hacer es jugar al fútbol y ser tratado de la misma manera", afirmó Cavallo en sus cuentas en redes sociales, según informó la agencia de noticias italiana ANSA.

 

Cavallo, de 21 años y quien jugó para el Sub-20 de su país, explicó que no deseaba seguir manteniendo en secreto su sexualidad.

 

 

"Intentar exhibir de la mejor manera las capacidades propias y vivir esta doble vida es extenuante, es algo que no quiero que nadie experimente", agregó el futbolista australiano.

 

"Recuerdo haber leído sobre Justin Fashanu, quien se convirtió en el primer futbolista profesional masculino en revelar que es gay, en la década del 90, y ocho años después se quitó la vida. Esto me preocupaba", reconoció el mediocampista.

 

Fashanu (Inglaterra) debutó en Norwich City en 1979, dos años más tarde se convirtió en el primer futbolista negro por cuyo pase se pagó más de un millón de libras (pasó a Nottingham Forest) y en 1990, cuando su carrera profesional finalizaba, se declaró públicamente homosexual. Se suicidó en 1998, en Londres.

 

Cavallo, por eso, expresó su deseo de ser un modelo positivo para los futbolistas homosexuales y agradeció también el "inmenso" apoyo del club, de sus compañeros de equipo y de los directivos.

 

"Está bien ser gay y jugar al fútbol, quiero mostrarlo a todas las demás personas que están luchando y tienen miedo", concluyó.

 
 

River continúa a paso firme: goleó a Argentinos por 3-0, como local en el Monumental, por la fecha 18 de la Liga Profesional. El equipo de Marcelo Gallardo consiguió su octavo triunfo consecutivo y es más líder que nunca del campeonato: le sacó ¡9 puntos! de ventaja a Talleres, su escolta inmediato.

 

 

El Millonario dominó desde el inicio: controló la posesión de la pelota y pisó más veces el área rival. Benjamín Rollheiser fue protagonista de las primeras aproximaciones del conjunto local, con unos remates.

 

 

El equipo de Marcelo Gallardo abrió el marcador a los 27 minutos, con un golazo de Bruno Zuculini: tras un bombazo, la pelota dio en el travesaño, picó adentro y salió. Julián Álvarez la empujó, pero el tanto fue del mediocampista: 1-0.

 

 

Más adelante, el Millo tuvo otra chance para estirar la ventaja: un bombazo de Enzo Fernández que dio en el palo. Mientras tanto, Argentinos no reaccionó y prácticamente no llegó al área de Franco Armani.

 
 

River sentenció la historia en el inicio del segundo tiempo, con goles calcados. A los 11 minutos, Agustín Palavecino asistió a Braian Romero, quien se la cedió a Julián Álvarez: el goleador definió en soledad para marcar el 2-0 parcial.

 

 

Apenas dos minutos después, se dio la misma situación, pero esta vez Álvarez fue quien habilitó a Romero, para que anote el 3-0. El partido ya estaba liquidado: Argentinos no tuvo reacción en lo que quedó del encuentro. Y el local casi llega al cuarto. Jorge Carrascal tuvo una gran jugada individual: encaró desde mitad de cancha y definió él, a pesar de que podía cedérsela a Braian Romero (estaba solo). El arquero de Argentinos salvó el tanto.

 

Finalmente, el encuentro terminó en goleada del conjunto de Marcelo Gallardo, que consiguió su octavo triunfo consecutivo. El Millonario aprovechó el empate de Talleres y es más líder que nunca de la Liga Profesional: llega a 42 puntos, a 9 de distancia con el conjunto cordobés, su escolta inmediato. "Vamos a salir campeones, otra vuelta vamos a dar", cantaron los hinchas, ilusionados. El equipo dio otro paso hacia el título.

 

El resultado fue 2-0 para el "Fortín". Los goles los convirtieron Federico Mancuello a los 39 minutos y Cristian Tarragona sobre el cierre del encuentro.

En uno de los partidos más esperados de la Fecha 18 de la Liga Profesional, Vélez le asestó un duro golpe a Boca Juniors: lo derrotó 2-0, con goles de Federico Mancuello y Cristian Tarragona. Además, lo alejó de la pelea por el título (si River gana hoy le sacará 12 puntos de ventaja) y a la vez lo superó por una unidad en la tabla de posiciones.

El partido

Las buenas intenciones de ambos lados no se tradujeron en situaciones de riesgo en el primer tiempo. El local, con una presión que demandó un enorme esfuerzo físico, asfixió a los dirigidos por Battaglia en la salida. Boca, por su parte, casi no ofreció grietas entre líneas y mantuvo con rienda corta a Thiago Almada, por lo que sólo sufrió inquietud con alguna pelota cruzada.

Hasta que a los 38 minutos, uno de los futbolistas más lúcidos del partido (por entendimiento del juego), Federico Mancuello, recibió solo en el vértice izquierdo del área, y sacó un zurdazo cruzado, inatajable, que hubiera sigo gol igual incluso si no hubiese rozado en un adversario: 1-0. El "xeneize" se mostró más impetuoso en el segundo tiempo, una postura que coincidió con un Vélez que por momentos le cedió el balón con el anhelo de correr. A los 5 minutos, un cabezazo desviado de Vázquez representó la primera llegada del equipo en el partido. De todas maneras la tenencia del balón de Boca muchas veces fue inofensiva.

Sobre el final, a los 44, el Fortín logró plasmar su superioridad: en una contra veloz, Tarragona definió al primer palo (floja resistencia de Rossi) y

El papa Francisco le escribió una carta a Lionel Messi luego de que le regalara una camiseta de la PSG y destacó su "sencillez".

El Millonario, que jugó con uno menos en casi todo el partido, se impuso por 2-0 a la T, en Córdoba. El equipo de Gallardo, puntero, estiró a 7 puntos la ventaja sobre su escolta.

 

River dio otro paso más en su lucha por conquistar la Liga Profesional. El Millonario, que jugó con un jugador menos en casi todo el partido, se impuso por 2-0 a Talleres en la final anticipada, en Córdoba, con goles de Robert Rojas y Braian Romero. El equipo de Marcelo Gallardo, puntero, estiró a 7 puntos la ventaja sobre el conjunto cordobés.

 

El encuentro, en un marco imponente de hinchas en el Mario Alberto Kempes, no dio respiro desde el inicio, al punto tal de que, a los dos minutos, Julián Álvarez casi marca un gol olímpico. El primer gran quiebre del partido fue la expulsión de Felipe Peña Biafore. El defensor juvenil del Millonario vio la roja por un planchazo a Juan Méndez, a los 7 minutos.

La situación cambió todos los planes de Marcelo Gallardo: Enzo Pérez pasó a la defensa y Talleres, con un jugador de ventaja, dominó la posesión de la pelota. Michael Santos fue uno de los jugadores más peligrosos del conjunto local: tuvo sus chances claras.

Más allá de todo, River llevó peligro. A los 20 minutos, Agustín Palavecino le dio un excelente pase a Benjamín Rollheiser y éste asistió a Julián Álvarez: Guido Herrera salvó su remate abajo del arco.

El Millonario logró abrir el marcador, gracias a una indicación puntual de Marcelo Gallardo. El Millonario jugó corto en un tiro libre: Santiago Simón tiró el centro desde la derecha y Robert Rojas la empujó abajo del arco para el 1-0.

 

En el inicio de la segunda mitad, Talleres casi llega al empate con un remate de Diego Valoyes. Más allá de eso, el conjunto local controló la posesión de la pelota, pero no llegó al arco de Franco Armani.

River aguardaba para contragolpear. Y así logró estirar la ventaja: en una contra letal, Julián Álvarez se sacó de encima de Rodrigo Villagra y dejó mano a mano a Braian Romero, quien anotó el 2-0 para el Millonario.

Talleres no tuvo respuesta en lo que quedó del encuentro: apenas contó con un cabezazo de Auzqui sobre el final. El equipo de Marcelo Gallardo se quedó con la victoria clave. Con 39 puntos, continúa siendo líder de la Liga Profesional y le sacó 7 unidades de ventaja a Talleres. Mientras, Boca está tercero, con 30. El Millonario dio otro paso más y sueña con el título, cuando restan ocho fechas...

Con 21 años, un mes y nueve días, el cordobés jugó cuatro minutos y 40 segundos con su equipo Minnesota Timberwolves e ingresó en la elite del básquet. Su equipo derrotó a Houston Rockets por 124 a 106, en la jornada inaugural de la Conferencia Oeste.


El cordobés Leandro Bolmaro se convirtió este miércoles en el basquetbolista argentino más joven en debutar en la NBA, con 21 años, un mes y nueve días, y además se transformó en el decimoquinto jugador nacional en jugar oficialmente en la liga más importante del mundo cuando ingresó esta noche en su equipo, Minnesota Timberwolves, que derrotó a Houston Rockets Rockets por 124 a 106, por la jornada inaugural de la Conferencia Oeste de la liga más importante del mundo. El ingreso de Bolmaro al rectángulo de juego del Target Center, de Minneápolis, se produjo cuando restaban exactamente 4 minutos y 40 segundos para la finalización del partido y en ese lapso convirtió sus primeros dos puntos en la NBA a través de sendos tiros libres, además de fallar un tiro de campo. Bolmaro nació el 11 de septiembre de 2000 en la localidad cordobesa de Las Varillas, la misma de la que es oriundo Fabricio Oberto, justamente uno de los 14 argentinos que ya habían jugado en la NBA (fue campeón con San Antonio Spurs en 2007). Esa condición de jugador argentino más joven en debutar en la NBA se la arrebató Bolmaro a Carlos Delfino, ya que el santafesino hizo su presentación en Detroit Pistons el 4 de noviembre de 2004 con 22 años y 67 días (nació el 29 de agosto de 1982). Bolmaro ya había aventajado por muy poco al "Lancha" desde su elección por New York Knicks, que lo drafteó el año pasado en el puesto 23 antes de cederlo a Minnesota, mientras que Delfino fue apuntado por Detroit en el lugar 25 en 2003. El cordobés que se formó en el club Almafuerte de Las Varillas, para pegar el salto a la Liga Nacional con 16 años, en 2017, cuando se incorporó a Bahía Basket, e inmediatamente dio otro gigantesco a Europa para sumarse a Barcelona, de España, todavía con 17, en 2018, es un jugador multifacético y posicional a partir de su esbeltez y su ductilidad basquetbolística. Con 2,03 metros de estatura y siempre fluctuando alrededor de los 90 kilogramos de peso, Bolmaro es, como lo revela su edad, toda una apuesta a futuro que realiza la franquicia de Minnesota, con la que firmó un contrato por cuatro temporadas, con las dos últimas opcionales para su empleador de acuerdo con su rendimiento. Y casualmente en Minnesota se encontró Bolmaro con la otra punta de la escala etaria, ya que el también cordobés Pablo Prigioni, asistente del entrenador del equipo, Chris Finch, fue justamente el argentino más veterano en debutar en la NBA, cuando lo hizo casualmente con New York Knicks en 2012, con 35 años y 169 días. En esta temporada Bolmaro tiene también a dos compatriotas compitiendo en sus segundas temporadas en la NBA, tales los casos de su coterráneo cordobés, el base de Denver Nuggets, Facundo Campazzo, y el alero santiagueño de Oklahoma City Thunder, Gabriel Deck, quienes también compitieron esta noche. La otra docena de argentinos que jugó en la NBA la compusieron, en orden cronológico, Juan Ignacio 'Pepe' Sánchez, Rubén Wolkowyski, Emanuel Ginóbili, Carlos Delfino, Andrés Nocioni, Fabricio Oberto, Walter Herrmann, Luis Scola, el mencionado Pablo Prigioni, Nicolás Laprovittola, Nicolás Brussino y Patricio Garino. La versatilidad de Bolmaro le permite jugar en al menos los tres puestos del perímetro, como escolta natural, pero también de base o alero, dada su altura, aunque ese sector del rectángulo es en el que tendrá más competencia en Minnesota, por lo que deberá desarrollar rápidamente todas sus destrezas para irse ganando un espacio propio en el equipo, mientras simultáneamente suma experiencia en el mejor básquetbol del planeta. Para Bolmaro, este 20 de octubre de 2021, una fecha histórica para el deporte argentino porque este día, pero de 1976, con apenas 15 años también debutaba, pero en primera división del fútbol argentino, Diego Armando Maradona en Argentinos, frente a Talleres, de Córdoba, también será una jornada que dejará huella, en él y en el básquetbol argentino.

Con un tanto de Badaloni (10m PT), el "Tomba" sorprendía y le ganaba al "Xeneize, pero por intermedio de Fabra (37m PT) y Vázquez (45m PT), el conjunto de Battaglia pasó al frente y lo ganó.

Boca venció esta noche de miércoles por 2 a 1 a Godoy Cruz dejando sin invicto a su entrenador, el cordobés Diego Flores, discípulo de Marcelo Bielsa, y en una noche casi perfecta se subió al tercer puesto de la Tabla Anual que lo está clasificando para uno de sus principales objetivos que es la Copa Libertadores del año próximo.

Godoy Cruz sorprendió a Boca en el arranque del encuentro con buena presión en la mitad de la cancha y a partir de la recuperación, poniendo hasta seis jugadores en ataque.

Y de hecho provocó dos acciones de riesgo para el arco defendido por Agustín Rossi antes de los 10 minutos en que el arquero boquense finalmente fue vulnerado por un cabezazo bombeado de Tomás Badaloni, después de una recuperación alta del lateral derecho ex River, Elías López, y un preciso centro posterior de Valentín Burgoa.

Pero no se quedó en eso el equipo conducido por el hasta hoy invicto Diego Flores, sino que mantuvo su postura inicial y fue por más, dejando a Boca sin la pelota y al filo de la navaja de recibir su segundo tanto en contra.

Este panorama se extendió hasta la media hora del encuentro, cuando Boca empezó a repartir la posesión en la mitad de la cancha con una contrarrecuperación que le permitía depositar la pelota en quien mejor sabía manejarla en esa zona media, que era Agustín Almendra.

Por eso, una subida de Frank Fabra antes de los 40 minutos con una definición al primer palo que engañó al arquero paraguayo Juan Espínola, que esperaba el centro atrás, le dio a Boca el empate por el que venía trabajando "formalmente" desde hacía 10 minutos nomás.

Pero ese ya era el mejor momento de Almendra en el partido y cuando expiraba el primer tiempo frotó la lámpara en la mitad de la cancha, con sombrero incluido y una gran habilitación para Luis Vázquez, que avanzó 15 metros con pelota dominada y definió abajo, contra el primer palo, para convertir su quinto tanto con la camiseta auriazul.

El segundo tiempo fue distinto desde su comienzo y ya no se pareció en nada al primero, porque Godoy Cruz, si bien se mantenía en partido, no era todo lo incisivo de la primera media hora de juego y Boca tampoco peleaba con tanta enjundia por la pelota en la candente zona media.

Entonces los dos empezaron a prestarse la pelota y en quien le daba la mejor utilidad estaba el secreto para que Boca asegurara el resultado o bien Godoy Cruz se acercara a la paridad.

Y en ese ir y venir Boca siempre dejó la sensación de que era más por solidez defensiva y la potencialidad de algunas de sus individualidades, mientras que desde las tribunas bajaba un sugestivo "vamos, vamos, los pibes".

 

Hasta que en el segmento de los últimos 10 minutos de partido fue Godoy Cruz a quemar las naves en pos de la paridad y terminó poniendo en aprietos a Boca abriendo la cancha y atacando a Boca con un juego más vertical que el del primer tiempo y tratando de perforar por los costados.

Esto le dio emotividad al cierre del encuentro y provocó que la celebración de los hinchas boquenses tuviera carácter festivo porque con Sebastián Battaglia lograba revertir por tercera vez un resultado que arrancaba siendo adverso, tal como había sucedido ante Lanús y Rosario Central.

Y cuando esto se confirmó Boca finalizó este segmento de miércoles de la 17ma. fecha de la Liga Profesional en el tercer puesto, aventajando por diferencia de gol a Lanús, a dos de Talleres y a seis de River, que se enfrentarán mañana en Córdoba.

Pero quizá lo más importante, alcanzó el tercer puesto de la Tabla Anual clasificatorio para la Copa Libertadores 2022, al menos hasta que el jueves jueguen los cordobeses.

Y para los mendocinos y en especial su entrenador, el cordobés Flores, quedó la conformidad de haber estado siempre en partido en la Bombonera, pero el sinsabor de haber perdido el invicto que ostentaba desde que se hizo cargo del conjunto cuyano, en agosto pasado.

El futbolista argentino del Paris Saint German Lionel Messi le envió hoy una camiseta al papa Francisco a través del primer ministro francés, Jean Castex, en la que le expresa "mucho cariño" al pontífice.

"Para Francisco con mucho cariño", escribió Messi en el dorso de la camiseta número 30 que le envío al Papa y que el político francés le entregó este lunes.

 

 

Castex se reunió hoy con el Papa durante 35 minutos en la Biblioteca Privada del pontífice en el segundo piso del Palacio Apostólico del Vaticano.

 

 

Entre los regalos que Castex dio al Papa estaba también una edición de 1836 de "Notre Dame de Paris", de Victor Hugo, informaron fuentes vaticanas a Télam.

 

 

Messi ya le había enviado a Francisco varias camisetas que usó durante su paso por el Barcelona de España, club del que se fue este año hacia el Paris Saint Germain.

Página 4 de 53