Sábado, 12 Junio 2021 11:46

Malevo, el primer aguará guazú monitoreado con tecnología satelital

Malevo es un aguará guazú adulto que habita el Parque Iberá y el primer ejemplar de esta especie en ser monitoreado mediante tecnología satelital en la Argentina. Tras poco menos de nueve meses de seguimiento, la Fundación Rewilding Argentina, que se encuentra a cargo del proyecto, lanzó un video sobre las costumbres de este animal.

 

"Gracias al radiocollar que porta, el cual contiene un dispositivo GPS que envía puntos a través de un satélite, podemos conocer su ubicación cada día. Esto permite que nuestros monitoreadores tengan encuentros frecuentes con él y descubran más acerca de sus costumbres", indicaron desde la fundación.

 

"Como es característico en el aguará guazú, Malevo es un animal normalmente solitario que cada día recorre largas distancias en los pastizales del Parque Iberá", describieron. Malevo ronda entre los 3 o 4 años de edad y vive en lareserva Rincón del Socorro, en el Parque Iberá.

 

El ejemplar fue capturado (sin que sufra daños) por los trabajadores de la fundación en septiembre del año pasado, tras varios meses de trabajo de monitoreo con cámaras trampas. De esta manera, pudieron anestesiarlo, tomarle muestras para posteriores análisis sanitarios y colarle un collar de monitoreo con tecnología satelital, para poder determinar su ubicación y enviar esos datos al equipo de monitoreo. 

 
 

"Hace unas semanas pudimos observarlo en compañía de una hembra, abandonando temporariamente sus hábitos solitarios", indicó la fundación a través de sus redes sociales y agregó que ambos animales "recorren juntos el campo, se alimentan y presentan intentos de cópula. Estas interacciones son claves para afianzar la pareja y finalmente reproducirse. Si la unión es duradera, la compañera de Malevo finalmente quedará preñada y unos meses después parirá los cachorros".

 

Previamente, la fundación había resaltado la importancia de estudiar el comportamiento social y reproductivo de estos animales, el tamaño de sus territorios, el uso del hábitat, sus desplazamientos y su alimentación, ya que "si bien existen estudios previos, los registros e información son escasos y, en muchos aspectos de la vida del aguará, poco precisos". La información obtenida sobre las costumbres de la especie permitirá que se tomen "medidas de manejo que ayuden a la conservación de la especie en Corrientes y otros rincones del país".

 

El aguará guazú es el mayor de todos los cánidos que habitan Sudamérica, y a pesar de contar con una amplia distribución, que incluye Perú, Bolivia, Paraguay, Brasil y Argentina, la especie se encuentra categorizada como “casi amenazada” a nivel internacional y como “vulnerable a la extinción” en Argentina.